Remedios para bajar la presión arterial o hipertensión

La hipertensión o presión arterial alta es considerada como un enemigo silencioso, ya que no se siente, pero puede, con el tiempo, ocasionar enfermedades cardíacas al dañar las paredes arteriales del corazón e incluso puede afectar otros órganos como los riñones

La causa de hipertensión no se conoce en el 90 a 95% de las personas que la padecen. La hipertensión sin una causa conocida se denomina hipertensión primaria o esencial.

Cuando una persona tiene hipertensión causada por otro trastorno médico, se habla de hipertensión secundaria. La hipertensión secundaria puede deberse a diversas enfermedades. Muchas personas con trastornos renales tienen hipertensión secundaria.

Los ríñones regulan el equilibrio de la sal y el agua en el organismo; si no pueden eliminar el exceso de sal y agua, la presión sanguínea aumenta. Las infecciones renales, un estrechamiento de las arterias que llevan la sangre a los ríñones (estenosis de la arteria renal) y otros trastornos renales pueden alterar el equilibrio entre sal y agua.

El síndrome de Cushing y los tumores de la hipófisis o de las glándulas suprarrenales pueden aumentar los niveles de las hormonas suprarrenales, como el cortisol, la adrenalina y la aldosterona, y causar hipertensión. Otros trastornos que pueden producir hipertensión son las enfermedades de los vasos sanguíneos, los trastornos de la glándula tiroides, la prescripción de algunos fármacos, el alcoholismo y el embarazo.

Aunque la causa de la mayoría de los casos de hipertensión no se conoce, algunas personas tienen factores que aumentan la probabilidad de padecer hipertensión. Muchos de ellos se pueden cambiar como parte del programa de tratamiento para disminuir la presión.

Los principales factores de riesgo de hipertensión son:
• Edad superior a los 60 años.
• Sexo masculino.
• Tabaquismo.
• Herencia.
• Sensibilidad a la sal.
• Obesidad.
• Estilo de vida sedentario.
• Importante consumo de alcohol.
• Empleo de anovulatorios.

Se tiene hipertensión cuando la lectura es superior 140/90.  Sin embargo, el riesgo de cardiopatías empieza  a niveles mucho más bajos, ahora los especialistas empiezan a preocuparse si la presión está entre 120/80 y 139/89.

Por ese motivo, es importante controlar la presión alta. Una forma de hacerlo, es mediante siete consejos sencillos, naturales y saludables que a continuación se describen:

 

Remedios caseros para bajar la presión arterial

Remedio para bajar la presión arterial #1: Tomar té herbal con hibisco (flor de Jamaica), con el cual se podría reducir la presión sistólica hasta 7.2 puntos.   Esto se debe al hecho que la hierba actúa como ciertos medicamentos al abrir los vasos sanguíneos, Para su preparación, se debe reposar tres bolsitas de té en tres tazas de agua durante cinco minutos; después se puede disfrutarlo durante el día, caliente o frío.

Remedio para bajar la presión arterial #2: Beber infusiones de hojas de olivo una vez al día.

Remedio para bajar la presión arterial #3:  Tomar un jugo que incluya perejil y limón

 

Recomendaciones

Vigilar el peso La primera acción necesaria para reducir la presión alta consiste en vigilar el peso. Según investigaciones realizadas, mantener un índice de masa corporal inferior a 25 (la línea entre normal y con sobrepeso) disminuye en 40% el riesgo de sufrir hipertensión.  Si se tiene sobrepeso, perder solamente entre 4.5 y 9 kilos podría representar la diferencia entre requerir medicamentos para la presión arterial y no.

Cocinar para bajar la presión Se debe tomar en cuenta que para bajar la  presión arterial es necesario reducir el consumo de sal y de grasas saturadas o trans. En su lugar, se debe ingerir granos integrales, frutas y vegetales (de 8 a 10 porciones diarias) y lácteos bajos en grasa o descremados (de dos a tres porciones diarias). Según estudio realizados personas que adoptan este régimen alimenticio pueden reducir seis puntos la presión arterial sistólica (la cifra más alta) en ocho semanas.

Las frutas y verduras que especialmente contribuyen a combatir la hipertensión son aquellas ricas en magnesio (hoja verde, los granos enteros, los frutos secos y los frijoles) y en potasio (plátanos, las naranjas y las papas)

Se recomienda también evitar alimentos procesados, que suelen ser muy salados, pero si de todas maneras se adquieren, resulta necesario leer con cuidado la información nutrimental y seleccionar las marcas con menos sodio.

Nuevas investigaciones han descubierto que el chocolate oscuro al contener flavonoles tiende a reducir la presión arterial al dilatar las arterias. El cacao redujo 3.2 puntos la presión sistólica, y 2 puntos la diastólica. Para no abusar de este alimento y engordar, se recomienda comer hasta 30 gramos diarios de chocolate con un alto (70%) contenido de cacao.

Hacer ejercicios es fundamental Ya sea el caminar, trotar, andar en bicicleta o nadar, cualquier actividad que eleve el ritmo cardiaco y la respiración también servirá para bajar la presión arterial.   La Asociación Estadounidense para el Corazón recomienda al menos 150 minutos a la semana (alrededor de 30 minutos diarios) de actividad física moderada.  Se puede iniciar con sólo 10 minutos y luego ir aumentando paulatinamente.

Además de actividad moderada, algunos estudios han observado que 10 minutos de apretar las manos reduce 10 puntos la presión sistólica, y 7 puntos la diastólica. Para hacer la prueba, se debe tomar una pelota de tenis y luego apretarla con cualquiera de las manos durante dos minutos; luego se descansa más o menos un minuto. Repetir tres veces con la misma mano. Se recomienda practicarlo tres veces a la semana, y revisar los resultados en cinco semanas.

Aprender a relajarse La tensión hace que aumenten los niveles de las hormonas del estrés, lo cual eleva, a su vez, la presión arterial. Al practicar la meditación se puede reducir esos niveles, junto con el ritmo cardiaco y la presión arterial.  En este sentido, se debe seleccionar la técnica que más se prefiera (yoga, taichi etc.) Los estudios muestran que la meditación regular funciona mejor que los ejercicios para relajar los músculos.

Saber controlar el estrés malo Existe el estrés positivo que nos ayuda a seguir adelante y el negativo que puede aumentar nuestra presión arterial.   De allí la importancia de saber controlarla.

Vigilar la presión Al ser la hipertensión un enemigo silencioso, se recomienda comprar una máquina automática de buena calidad para tomar la presión en casa y  monitorearla dos veces al día durante al menos una semana: a primera hora de la mañana, y luego más tarde, en el trabajo o al llegar a casa.  Se aconseja tomar dos lecturas, de 2 a 5 minutos de diferencia, en cada ocasión.

Después de una semana, un promedio de todas las lecturas debe ser muy cercano al promedio diurno que obtendrías en un aparato de medición durante las 24 horas.


loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

2 Responses

  1. silvio torres dice:

    Buenas noches, soy un hombre de 60 años de edad y necesito un remedio natural para la tensión alta,

    Gracias de antemano por su atención

    • Saludnaturalybelleza.com dice:

      Puede consumir avena a diario. Existen varios estudios que indican que la avena disminuye la presión arterial y el colesterol malo o LDL debido a la fibra soluble, llamada betaglucano, que contiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *