Remedios para los nódulos linfáticos occipitales inflamados (linfadenopatía)

Cientos de ganglios linfáticos conforman el sistema linfático del cuerpo humano. Los ganglios linfáticos occipitales son nódulos linfáticos que se encuentran en la parte posterior de la cabeza y cerca del hueso occipital del cráneo.

Al igual que otros ganglios linfáticos, los ganglios linfáticos occipitales están relacionados con los vasos linfáticos y, por lo tanto, tienen un papel activo en el sistema de defensa inmunitario.

Los ganglios linfáticos son sitios integrales para los linfocitos B y T y otros glóbulos blancos. Se pueden describir como órganos en forma de riñón, a menudo del tamaño de un frijol pequeño o arveja, y normalmente no se pueden sentir.

Sin embargo, debajo de la piel, a veces los ganglios linfáticos pueden volverse duros, sensibles, hinchados e incluso dolorosos al tocarlos. También es posible que se desarrolle una erupción.

La ubicación de un ganglio linfático inflamado a menudo le informa al médico sobre el tipo de infección. El descubrimiento de ganglios linfáticos occipitales inflamados puede ser un signo de una enfermedad grave o una infección bacteriana o viral.

Este artículo detallará más la cantidad de ganglios linfáticos occipitales hinchados, así como los síntomas y el tratamiento de un ganglio linfático occipital inflamado.

¿Dónde se encuentran los ganglios linfáticos occipitales? El tipo de ganglio linfático dependerá de la ubicación. Hay alrededor de 600 a 700 ganglios linfáticos en el cuerpo, que a menudo se encuentran en las axilas, el área de la ingle y el cuello.

¿Dónde se encuentran los ganglios linfáticos occipitales? Tiene tres a cinco ganglios linfáticos occipitales que se encuentran en la parte posterior de la cabeza y justo detrás del hueso occipital del cráneo.

Los ganglios linfáticos occipitales filtran sustancias nocivas de los vasos linfáticos que pasan por el cuero cabelludo. Como resultado, estos ganglios linfáticos ayudan a eliminar las impurezas y sustancias nocivas del cuerpo, que pueden incluir células cancerosas y partículas extrañas.

Puede encontrar la ubicación del ganglio linfático occipital aproximado colocando su mano en la nuca. Imagine una línea imaginaria entre la base de las orejas y la parte posterior de la cabeza, y la occipital está en el medio.

Dicho esto, será difícil encontrar el ganglio linfático occipital a menos que esté hinchado. Esto ocurre a menudo durante los períodos de infección, en los que el ganglio linfático libera más linfocitos, lo que causa hinchazón probablemente debido a un bloqueo en los vasos linfáticos.

El término médico para un ganglio linfático occipital hinchado es linfadenopatía. El ganglio linfático solo volverá al tamaño normal una vez que se haya eliminado el bloqueo.

¿Qué causa que los ganglios linfáticos occipitales se hinchen? Los ganglios linfáticos se hincharán como resultado de una infección viral, bacteriana o fúngica. El nombre médico para esto es linfadenitis, que se produce cuando uno o más de sus ganglios linfáticos se agrandan debido a la inflamación.

Otras veces, los ganglios linfáticos occipitales hinchados pueden ser un signo de una infección de garganta o amígdala, una enfermedad de transmisión sexual, rechazo de trasplante de trasplante, enfermedad genética de almacenamiento de lípidos, sarcoidosis o incluso cáncer o linfoma no Hodgkin.

.

Causas de los ganglios linfáticos occipitales inflamados

Esta sección detallará más información sobre las diversas causas de ganglios linfáticos occipitales.

1. Infecciones bacterianas Los ganglios linfáticos occipitales inflamados pueden deberse a infecciones bacterianas en el cuero cabelludo. Esto hará que los desechos y las toxinas se drenen a través de los ganglios linfáticos en la parte posterior de la cabeza y, por lo tanto, se producirá hinchazón.

Las bacterias como el estafilococo o el estreptococo a menudo causan infecciones bacterianas y hacen que los ganglios linfáticos se agranden e hinchen.

Las infecciones bacterianas del oído también causarán inflamación de los ganglios linfáticos occipitales, y esto puede provocar problemas de audición, fiebre y drenaje del oído.

2. Infecciones por hongos Una infección por hongos es otra razón para los ganglios linfáticos occipitales. Un estudio publicado en la revista Pediatrics in Review informó que la tiña de la infección por función (tiña de la cabeza) puede afectar el cuero cabelludo y causar hinchazón en los ganglios linfáticos occipitales. Otros síntomas incluirán costras amarillas en el cuero cabelludo, pérdida de cabello y caspa (picazón en el cuero cabelludo).

3. Infecciones virales Las infecciones virales también a veces pueden causar inflamación de los ganglios linfáticos occipitales. La rubéola, también llamada sarampión alemán, es una enfermedad viral que puede causar hinchazón de las glándulas en la cabeza y el cuello.

Otra causa viral de ganglios linfáticos occipitales agrandados es la mononucleosis, también llamada mononucleosis. El virus Epstein-Barr es una causa común de mono, que también produce síntomas como dolor de garganta, dolores de cabeza, fiebre, manchas blancas en las amígdalas y fatiga.

4. Cáncer Ciertos tipos de cáncer pueden diseminarse al sistema linfático y provocar la inflamación de los ganglios linfáticos occipitales. Una revisión publicada en China Journal of Cancer en 2016 informó que el cáncer en los ganglios linfáticos, también llamado linfoma, puede causar bultos duros en la base del cráneo.

Aunque es raro, el cáncer de tiroides, el cáncer de pulmón, el cáncer de cuero cabelludo y el melanoma pueden provocar linfoma. Si el bulto en la base de su cuello es difícil y continúa creciendo, hágalo revisar por un médico de inmediato.

5. Linfoma no Hodgkin El linfoma no Hodgkin es otro tipo de cáncer que afecta el sistema linfático. Este tipo de cáncer puede afectar cualquiera de los ganglios linfáticos del cuerpo, incluidos los ganglios linfáticos occipitales.

El linfoma no Hodgkin causará uno o más ganglios linfáticos inflamados que a menudo se encuentran en la axila, la ingle, el tórax, el abdomen o el costado del cuello.

Otros síntomas del linfoma no Hodgkin incluyen anemia, cansancio, pérdida de peso inexplicable, fiebre, falta de apetito, sudores nocturnos y picazón en todo el cuerpo.

6. STD Un ganglio linfático inflamado también es un síntoma común de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la sífilis y el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana). A partir de estas ETS, el mono puede afectar los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo y conducir a ganglios linfáticos occipitales inflamados.

7. Amigdalitis Las amígdalas son nódulos linfáticos que se encuentran en la parte superior de la garganta y en la parte posterior de la boca. Al igual que otros ganglios linfáticos, las amígdalas ayudan a filtrar los gérmenes y las bacterias para ayudar a prevenir infecciones.

Cuando se infectan, las amígdalas se inflaman y causan problemas como fiebre, escalofríos, dolor de oídos, dificultad para tragar y sensibilidad de la garganta y la mandíbula. También existe la posibilidad de que la amigdalitis se propague a otros ganglios linfáticos y cause un ganglio linfático occipital inflamado.

8. Infecciones de garganta Un ganglio linfático occipital inflamado es una causa común de infecciones de garganta, dolor de garganta, irritación e incomodidad en la garganta y dificultad para tragar.

Otros síntomas de las infecciones de garganta incluirán ronquera, parches de amígdalas e inflamación de las glándulas del cuello. Los virus y las bacterias son las principales causas de las infecciones de garganta, como la tos ferina, faringitis y la difteria.

9. Sarcoidosis La sarcoidosis es una afección en la que existe una pequeña colección de células inflamatorias conocidas como granulomas, que se encuentran en los ojos, la piel, los pulmones y los ganglios linfáticos.

Es otra condición donde hay una respuesta del sistema inmune a una sustancia desconocida. Los síntomas de sarcoidosis dependerán de qué órganos se vean afectados; sin embargo, en algunos casos, puede haber ganglios linfáticos occipitales hinchados u otros ganglios linfáticos inflamados.

10. Enfermedad genética de almacenamiento de lípidos Las enfermedades genéticas de almacenamiento de lípidos son un grupo de trastornos en los que existe un exceso de sustancias grasas en la sangre. Algunas de estas sustancias incluyen lipoproteínas, triglicéridos y colesterol.

Los ganglios linfáticos occipitales inflamados u otros ganglios inflamados pueden indicar que estos materiales grasos no se eliminan efectivamente del cuerpo.

Es importante tener en cuenta que estos trastornos lipídicos pueden conducir al desarrollo de enfermedades del corazón y arterosclerosis. Algunos trastornos de los lípidos son genéticos, mientras que otros pueden ser causados ​​por otros factores como la diabetes y las dietas ricas en grasas.

11. Rechazos de injerto de trasplante Un trasplante se produce cuando tejidos, órganos o células se transfieren de un sitio a otro. Los trasplantes de órganos comunes incluirán pulmón, corazón, hígado o riñón.

Un sistema inmune fuerte es muy importante para un trasplante exitoso. Sin embargo, dado que el trabajo del sistema inmune es combatir agentes extraños, puede rechazar tejidos o células trasplantadas.

Un síntoma común de los rechazos de trasplantes de órganos es la inflamación o hinchazón de los ganglios linfáticos, especialmente debido a que el sistema linfático es una parte muy importante del sistema inmunitario.

.

Síntomas de ganglios linfáticos occipitales inflamados

Cualquier infección de los ganglios linfáticos liberará linfocitos para ayudar a combatir la infección. Además, los glóbulos blancos y otras células también se envían para ayudar a combatir la infección.

Un aumento tan drástico de las células provoca la inflamación de los ganglios linfáticos occipitales.

Además de un ganglio linfático occipital hinchado, hay una variedad de otros síntomas comunes de los ganglios linfáticos occipitales:

  • Irritación de los ganglios linfáticos
  • Picor en el cuero cabelludo (caspa)
  • Dolor de cuello y rigidez

.

Diagnóstico y tratamiento de ganglios linfáticos occipitales inflamados

¿Cómo se diagnostica típicamente un ganglio linfático occipital hinchado? Para el diagnóstico, su médico le preguntará acerca de su historial médico y cualquier síntoma que pueda sentir. El médico también puede querer saber cuánto tiempo hace que comenzaron los síntomas o si comenzaron repentinamente.

También habrá un examen físico para ayudar a determinar la causa del dolor y la inflamación asociados con el ganglio linfático occipital. Los ganglios linfáticos occipitales más profundos necesitarán ser escaneados con una pantalla de imágenes.

Otras pruebas que puede necesitar incluyen análisis de sangre, una biopsia del ganglio linfático o una radiografía del tórax.

.

Remedios caseros y tratamiento

Existen una serie de tratamientos naturales y remedios para las causas de un ganglio linfático occipital hinchado. Echemos un vistazo rápido a lo que puede ayudarlo a tratar un ganglio linfático inflamado.

Remedio para los nódulos linfáticos occipitales inflamados #1: Aplicar una compresa fría a su ganglio linfático occipital inflamado puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Hazlo durante unos 10 minutos varias veces al día hasta que la inflamación disminuye.

Remedio para los nódulos linfáticos occipitales inflamados #2: La vitamina C es un nutriente clave para impulsar el sistema inmune. Considere aumentar la cantidad de alimentos con vitamina C en su dieta, como el brócoli, verduras de hoja verde como la lechuga romana y la colgada, y frutas como la naranja y la papaya.

Remedio para los nódulos linfáticos occipitales inflamados #3: El ajo también contiene compuestos como la alicina, que son efectivos en el tratamiento de infecciones fúngicas, bacterianas y virales.

Remedio para los nódulos linfáticos occipitales inflamados #4: El aceite de coco es en realidad contra infecciones virales, bacterianas y fúngicas. Diluir unas gotas de aceite de árbol de té con partes iguales de aceite de coco y aplicar tópicamente sobre la piel para ayudar a tratar las infecciones.

Remedio para los nódulos linfáticos occipitales inflamados #5: Para el tratamiento con vinagre de sidra de manzana, tomo dos cucharadas en un vaso de agua filtrada tres veces al día. También puede aplicarse un paño de baño de vinagre de sidra empapado en el ganglio linfático occipital hinchado.

Quizá te interese conocer

.

Recomendaciones

Cuando ver a un médico ¿Cuándo debería ser un médico con un ganglio linfático occipital hinchado? A menudo, un ganglio linfático hinchado o agrandado es un problema menor; sin embargo, a veces también puede ser un signo de cáncer.

Como resultado, es muy importante que visite un médico u otro profesional médico si también experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Ganglios linfáticos que sufren de quisquillas que parecen irregulares, anormales o que han aparecido por motivo aparente
  • Ganglios linfáticos que se han hinchado durante dos semanas
  • Pérdida de peso repentina
  • Sudoración nocturna o fiebre persistente
  • Nódulos linfáticos que son sensibles, rojos o aumentan de tamaño
  • Los ganglios linfáticos se sienten gomosos, duros o no se mueven cuando se tocan
  • Dificultad para respirar o tragar

.

Conozca también

Remedios para el quiste ganglionar o de ganglio

Remedios para limpiar el sistema linfático

Remedios para fortalecer el sistema inmunológico

Remedios caseros para la gripe

Antibióticos naturales

bannerhijosconsalud2

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *