¿Por qué dejo siempre todo para después?

dejar todo para despuésMuchas personas se prometen siempre a sí mismas que realizarán algo, pero no lo hacen.  A esta conducta se le conoce como procrastinación.

Esto de aplazar para “después”, “para cuando tenga tiempo”, “para cuando me sobren unos centavos”, “para cuando esté con ánimo”, muchas de las cosas que deseamos o que “tenemos” que hacer, es un hábito que se debe evitar.


Distintas formas de caer en las procrastinación

Existen distintas clases y distintos grados de postergación:

Tipo de  procrastinación #1: Los que se contentan con dar el mínimo en el último momento   Son aquéllos que cumplen con todo, pero a ras. Aquí encontramos a los estudiantes que un día antes de entregar un trabajo comienzan a recoger la información. A los trabajadores que se les encomienda una tarea para el viernes y tienen que pasar en blanco la noche del jueves, porque acaban de comenzarla.

La táctica es: demorar las cosas hasta cierto punto y de ahí en adelante, tener sólo el tiempo mínimo para cumplir sobre el límite.

Como consecuencia, estas personas están quejándose de falta de tiempo y disculpando la mediocridad de sus resultados, con el hecho de que no les fue posible hacerlo mejor. Es muy curioso, pero la gente ocupada siempre tiene tiempo para hacerlas cosas. Losdemás, se pasan la vida quejándose de todo lo que tienen que hacer y nunca tienen tiempo para hacer lo que deben.

Si usted utiliza esta forma de postergación, piense que detrás de ella está sepultando, posiblemente, su mejor potencial de trabajo. Si hiciera las cosas en el momento adecuado, seguramente estaría más satisfecho con los resultados y no pasaría por “la angustia del último momento”. Pruebe a eliminar este hábito, con eso podría apoyar mucho sus propósitos de mejorar.

Tipo de  procrastinación #2: Aplazamos lo que siempre se ha querido lograr. Este punto se refiere a los sueños e ilusiones. Aquí entran el temor a fracasar o a no hacer las cosas tan bien como quisiéramos, y el miedo a los cambios y el riesgo que ello supone. Hay personas que están descontentas con su trabajo, se sienten atrapados y sin posibilidad de crecer, pero han postergado año tras año la decisión de cambiar.

Estas personas, generalmente, tienden a culpar a los otros por su infelicidad: “Con tantos hijos, nunca he tenido tiempo dé pensar en mí misma”. “¿Cómo voy a cambiarme de trabajo? Aquí estoy aburrido, pero por lo menos tengo unos años acumulados para la jubilación”.

Tipo de procrastinación#3: Quizás las cosas se solucionen solas. Ésta es otra forma de postergación. En este caso la persona dice: “Si espero un tiempo, las cosas cambiarán” y esto, en la mayoría de los casos, no es verdad. Las cosas cambian por nuestra acción sobre ellas. El no actuar es una forma de actuar. Si usted no hace nada con un problema que tiene, éste avanza y empeora.

Si usted vive mejor ahora que antes, es porque ha hecho algo constructivo para mejorar su vida. Aferrarse a una relación que está terminada, esperando que las cosas mejoren solas, es una postergación inútil. Si desea que mejore, jactúel, no postergue la solución. Algunas personas obran de esta manera en cuanto a sus problemas sexuales, su timidez y sus fobias. Esperan que el tiempo los cure sin hacer nada positivo al respecto.

¿Qué se puede hacer con la procrastinación?

A pesar de todas las razones que nos damos a nosotros mismos para hacerlo, postergar es un mal negocio.

Cuando usted aplaza algo porque le tiene miedo, pereza, lo considera tedioso o cree que no va a poder hacerlo bien, lo que se imagina en su cabeza es siempre peor que la realidad. Muchas veces después de haber postergado un compromiso o una actividad por mucho tiempo, descubrimos al comenzar a hacerla, que no era tan aburrida o difícil como la imaginábamos. Es más, muchas veces la disfrutamos.

Cuando usted hace su trabajo dentro del tiempo adecuado, comienza a ver que puede disfrutar más del tiempo libre, porque no tiene nada pendiente que le angustie. Y lo más importante, usted puede controlar su tiempo, es decir, controla su vida (la medida de la vida es el tiempo) y tiene la oportunidad de poner lo mejor de sí mismo en todo lo que hace.

Plan de acción para combatir las postergaciones

• Haga una lista de todas las cosas que en el momento tiene aplazadas, como compromisos, trabajo pendiente, planes, cartas por contestar, etcétera.

• De esta lista decida cuáles cosas sí va a hacer y cuáles no. Escriba aparte las que decidió hacer y al frente de cada una anote cuál va a ser su próximo paso en este asunto y cuándo lo va a dar.

Seguramente cuando lo comience, se dará cuenta de que es gratificante hacerlo y habrá encontrado una buena forma de eliminar parte de su ansiedad. Y recuerde cuidar la forma como se exprese, ya que su lenguaje es una manera de hablarse así mismo. En lugar de decir: “espero que se arreglen las cosas”, diga: “haré que se arreglen las cosas”. En lugar de “quizás esto me resulte bien”, diga: “haré que esto me resulte bien”. En lugar de “algún día”, diga, “estoy comenzando a poner en práctica este artículo”.

 remedios caseros

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

1 Response

  1. lucero dice:

    Interesantes los artículos que envían! Nos aportan mucho. Mil gracias Lucero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *