Señales de aviso de un infarto cerebral o ictus

Señales de aviso de un infarto cerebral o ictus La circulación sanguínea es muy importante ya que lleva el óxigeno y los nutrientes, a través de la sangre, a los diferentes órganos del cuerpo. 

Cuando, por alguna razón, esta circulación es deficiente o sufre una interrupción, puede causar graves problemas de salud siendo uno de ellos el infarto cerebral también conocido como ictus, derrame o apoplejia.

El infarto cerebral ocurre cuando el riego sanguíneo cerebral se ve bloqueado o taponado por un coágulo o un sangrado interno producto de  una aneurisma.

Aprende a reconocer las primeras señales de aviso

La mejor manera de plantar cara a esta enfermedad consiste en adoptar medidas de prevención y actuar rápido ante los primeros síntomas y es que, aunque es cierto que a veces el ictus sobreviene sin previo aviso, también es verdad que hay algunas “señales” que pueden indicarte que el flujo sanguíneo que va al cerebro está siendo temporalmente interrumpido.  Algunos de ellos son:

1. Perder el equilibrio, sentir vértigo y mareos
Ocurre cuando el ictus afecta al cerebelo. Esta parte del cerebro se encarga de procesar la información procedente de la médula espinal y de los receptores sensoriales que se ocupan del movimiento de músculos y huesos. Si se ve afectado, puedes notar una sensación anormal de movimiento que se manifiesta en forma de vértigo y mareo y sentir dificultad para caminar sin ayuda o para coger objetos.

Cuándo actuar… Este síntoma, cuando ocurre por un ictus, provoca desequilibrio, descoordinación y desorientación. Durante unos segundos, puedes no saber dónde estás. Sospecha también si, además, sientes náuseas.

2. Dificultad para moverse o sufrir un parálisis
Si la sangre deja de llegar momentáneamente al cerebro puede destruirse parte del tejido del lóbulo frontal, que también se encarga de las funciones motoras de tu cuerpo. Por eso puede ocurrir que sientas debilidad muscular en la cara, el brazo o la pierna, entumecimiento u hormigueo. De todas formas, el síntoma más visible de la llegada de un ictus es una parálisis en la musculatura de la cara (que provoca la desviación de la boca hacia un lado) o en las extremidades, tanto en un brazo como en una pierna.

Cuándo actuar… Cuando ocurre un ictus de “advertencia” se suelen dar uno o varios de estos síntomas pero en un solo lado del cuerpo. Sucede porque cada hemisferio del cerebro controla el movimiento de un único lado y el ictus afecta a una determinada zona de este órgano, según la arteria que se tapone. Si el infarto cerebral afecta al hemisferio derecho de tu cerebro se verá afectado el lado izquierdo. Y al revés: si afecta al hemisferio izquierdo, los síntomas se darán en el lado derecho de tu cuerpo.

3. No se puede hablar, pensar o hacer cosas sencillas
El cerebro es el “ordenador central de tu cuerpo” y, entre muchas cosas, se encarga de pensar y de transformar los pensamientos en palabras cuando quieres hablar. Por ello es posible que, al faltar el riego sanguíneo en determinadas zonas de la cabeza, estas funciones se vean alteradas. La gravedad de estos síntomas depende de la cantidad de tejido cerebral que se esté viendo afectado y, por ello, puedes notar desde dificultad para hablar y entender lo que te dicen hasta confusión o pérdida de memoria. También puedes notar que te cuesta realizar cosas habituales (como tragar, escribir, leer…).

Cuándo actuar… Los cambios en la lucidez mental y en el habla indican que el ictus se está produciendo en el hemisferio cerebral izquierdo. Si está ocurriendo una lesión en este lado del cerebro es posible
que también se vean afectadas las funciones motoras. Por eso es especialmente importante que busques ayuda médica si notas cambios en la lucidez mental y, a la vez, debilidad muscular.

4. Ver doble o sentir que se pierde visión de repente
Cuándo el ictus afecta a la zona del tallo del cerebro puedes notar síntomas relacionados con la vista. Lo más habitual es ver doble, notar cierta pérdida de visión, visión borrosa o perderla por completo. El motivo es que la obstrucción en los vasos cerebrales acaba afectando también a los vasos que van del cerebro a la retina.

Cuándo actuar… Es difícil saber si esta pérdida de visión se debe a la obstrucción de una arteria cerebral o no. En cualquier caso, acude inmediatamente a urgencias si dejas de ver temporalmente por un ojo.

5. La sensibilidad al tacto disminuye
El déficit neurológico que provoca el ictus puede hacer que tu sensibilidad (en el tacto, al dolor, la temperatura…) disminuya, que te sientas incapaz de reconocer los estímulos sensoriales o que se vea afectado tu estado anímico. Así, puedes sentirte más triste o eufórica de repente.

Cuándo actuar… Estos síntomas ocurren cuando se ve afectado el lóbulo occipital, que también se encarga de la visión. Por ello es frecuente que, ante un ictus, la pérdida de sensibilidad se acompañe también de pérdida de visión.   

Si se observan estos síntomas ya sea en uno mismo o en otra persona, es necesario recibir ayuda médica de inmediato.

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *