Hinchazón en la cara ¿Por qué la tengo?

hinchazón en el rostroUn buen día te levantas con el rostro con más volumen de lo normal no te alarmes.

En realidad, el llamado edema facial no es más que una acumulación anormal de líquido en la cara que puede afectar también al cuello.

La hinchazón no suele suponer mayor problema si es puntual, pero debes fijarte en detalles como cuánto hace que la tienes, si te duele, si hay algo que la mejora o la empeora y, sobre todo, si han aparecido otros síntomas.

Causas de la hinchazón o edema facial

Las razones por las que tu cara ha podido hincharse hasta resultar algo preocupante pueden ser de índole muy diversa. De entre las más frecuentes destacan:

Ataque de alergia. La exposición a un elemento que te provoque irritación (alimentos, medicamentos, picadura de insectos…) puede originarlo. Debes estar alerta y si, además del edema en la cara aparece hinchazón en los párpados, los labios y la lengua y dificultad para tragar, acude de inmediato al médico. Podría tratarse de la reacción alérgica más grave, conocida como anafilaxia.

Traumas y lesiones faciales. Los golpes, quemaduras o cualquier otro tipo de contusión que se haya podido sufrir en la cara provoca de forma casi automática que esta se hinche.

Sinusitis. Al infectarse los llamados senos paranasales (situados en el interior de la nariz), estos se inflaman y no se puede expulsar adecuadamente la mucosidad, de forma que se acumula y origina hinchazón dolorosa cuando se palpa la zona.

Infección dental. Una caries no tratada puede dar lugar a que en la pulpa del diente se acumule pus y que la zona se inflame. Este tipo de infecciones también pueden producirse en el caso de que se rompa un diente.

Reacción a una transfusión sanguínea. En la actualidad las transfusiones sanguíneas son sumamente seguras, pero si el organismo receptor rechaza la sangre del donante puede inflamarse la cara.

Anemia grave. En ocasiones, una anemia no tratada puede dar lugar a este tipo de señales (especialmente alrededor de los ojos), ya que la falta de hierro en el organismo provoca que se acumulen los líquidos en determinadas zonas del cuerpo. En estos casos también está indicado acudir al médico cuanto antes.

Parálisis facial. Aunque no suele ser demasiado habitual, la parálisis de Bell puede ocasionar cierta hinchazón facial. Y, junto a ese síntoma, suele aparecer dificultad para hablar, pérdida del sentido del gusto y dolor de oídos. La mayoría de afectados se curan de forma espontánea, sin necesidad de tratamiento.

¿Cómo aliviar las molestias?

En casa puedes aliviarla con estos consejos:
Aplica compresas frías o hielo envuelto en una gasa en las zonas inflamadas. De esta forma calmarás el dolor y estimularás la circulación sanguínea.

Evita beber líquidos justo antes de acostarte, ya que si tienes tendencia a la retención es más fácil que se acumulen durante la noche.

Levanta la cabecera de la cama o utiliza más almohadas para facilitar que el líquido acumulado comience a circular y baje la hinchazón.

¿Cuándo acudir al médico?

Si notas los siguientes síntomas, lo recomendable es acudir al médico ya que puede ser un síntoma inequívoco de alguna enfermedad.

– Cuando se trate de una inflamación muy extrema, repentina o con dolor.

– Si llevas tiempo notando la hinchazón y observas que ha ido empeorando.

– En el caso de que aparezca dificultad para respirar.

– Si tienes episodios de fiebre, hipersensibilidad o enrojecimiento en la cara.

alimentación saludable

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *