Cómo afecta la glucosa alta al organismo

glucosa altaMuchas personas se preocupan  en los síntomas que produce las “subidas” o “bajones” de glucosa (que provocan mareos, malestar…).

Sin embargo, el verdadero peligro se encuentra más bien en cómo afecta la glucosa alta a todo el organismo y cuáles son las repercuciones a corto, mediano y largo plazo de ella.

Es importante observar que la glucosa que se almacena en la sangre si no se le pone control, lenta y silenciosamente, puede ir deteriorando multitud de tejidos y funciones corporales.

A continuación se presenta cómo afecta a los órganos principales del cuerpo:

 

La glucosa alta y el corazón

Éste es el primer órgano que se puede resentir No es necesario tener una descompensación muy elevada de la glucosa para que este órgano vital empiece a acusar su presencia.

Según investigaciones, la acumulación sostenida de glucosa por encima de los 100 mg/dl (que es casi el límite que se considera “saludable”) dificulta la circulación sanguínea y favorece la formación de arterioesclorerosis, lo que puede derivar en un evento cardiovascular.

De hecho, según los expertos, una persona diabética tiene el mismo riesgo de padecer un fallo coronario que una persona no diabética que haya sufrido un infarto anteriormente.

Por esa razón, es necesario tener en cuenta, en caso de sufrir hipertensión y diabetes, que es esencial controlar ambos factores para evitar complicaciones cardiacas y si no tienes diabeteste conviene cuidarte igualmente, puesto que previniendo esta enfermedad reduces un 33% el riesgo de infarto.

 

La glucosa alta y la vista

Ésta también se puede ver perjudicada Del mismo modo que las arterias sufren el exceso de azúcar en sangre, los pequeños vasos sanguíneos de la retina del ojo (que te permite enfocar) pueden deteriorarse por ello, causando a la larga retinopatía diabética. Esta enfermedad afecta a la capacidad visual, incluso pudiendo provocar ceguera.

Es importante observar que la retinopatia diabética afecta aun 6% de los diabéticos tipo 2 pero un adecuado control glucémico reduce el riesgo de desarrollarla en un 76%, y de retardar su progresión en un 54%, según datos del “Diabetes Control and Complication Trial”. Si ves borroso, consulta con tu oftalmólogo.

 

La glucosa alta y el oído

la sordera puede deberse a un exceso de glucosa Padecer diabetes durante menos de 10 años incrementa el riesgo de pérdida auditiva hasta un 40% y aumenta hasta un 60% cuando hace más de una década que se padece esta enfermedad metabólica. El motivo vuelve a ser la afectación a una arteria, en este caso la que irriga en la zona del oído medio.

Por esa razón, es importante tomar en cuenta que la sensación de zumbido en los oídos, la pérdida de audición, los mareos o el vértigo pueden ser los primeros síntomas de una diabetes “oculta”.

 

La glucosa alta y los riñones

Éstos son muy sensibles a la hiperglucemia Son los encargados de filtrar el exceso de glucosa que hay en sangre a través de la orina y, por ello, cuando la hiperglucemia se mantiene durante largos periodos de tiempo se ven obligados a trabajar en exceso, lo que puede llegar a deteriorarlos. De hecho, la diabetes es la causa más común de insuficiencia renal. 

Según el Instituto Nacional de Diabetesy Enfermedades Digestivas y del Riñón de Estados Unidos es posible ralentizar el progreso del daño renal o impedir que empeore controlando la glucemia y la presión arterial, tomando los medicamentos y no comiendo demasiadas proteínas.

 

La glucosa alta y los huesos

Varios estudios han relacionado el desarrollo de la diabetes 2 con la fragilidad ósea y una mayor tendencia a sufrir fracturas.

Por otro lado, el 15% de las personas diabéticas desarrolla lesiones en los pies, según investigaciones efectuadas y es que una de las principales complicaciones de la diabetes es el pie diabético, provocado por los problemas de riego arterial (que debilitan sus tejidos) y la afectación a los nervios, que hace que la persona no sienta dolor al surgir lesiones en el pie (cortes, grietas, callos…). Todo ello favorece que el pie se deforme y, en casos muy graves, puede llevar incluso a ser necesario amputarlo.

En caso de tener diabetes debes explorar cada cierto tiempo los pies para comprobar visual-mente si hay lesiones y visitar periódicamente al podólogo.

 

La glucosa alta y el cuidado bucal

Las infecciones son habituales. El exceso de glucosa favorece la proliferación de bacterias en la boca y, con ello, el riesgo de infecciones. Se calcula que un tercio de las personas con diabetes padece enfermedad periodontal grave.

Se puede detectar la enfermedad asimismo por la presencia de ciertos síntomas en la boca: una saliva espumosa y seca y un tejido oral irritado pueden ser los primeros indicios de una diabetes incipiente.

La glucosa alta y los nervios

No diagnosticada o mal controlada, la diabetes puede provocar alteraciones en los nervios, causando lo que se conoce como neuropatía diabética

Calambres y hormigueo. Si presionamos las extremidades mucho rato (por ejemplo, al sentarnos sobre un pie), se “corta” su comunicación con el cerebro y por eso se duermen. Pero si sucede a menudo puede indicar una neuropatía diabética. Picor, hormigueo, ardor, pinchazos agudos… aparecen por el aumento de la actividadenlos nervios dañados.

Contracturas. El daño en los nervios puede impedir sentir dolor ante ciertos gestos (lo que puede llevar a sobrecargar la espalda) o sentir las molestias generadas por las úlceras que a menudo aparecen en los pies. También puede provocar insensibilidad al frío o al calor.

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

4 Responses

  1. claudina zepeda suarez dice:

    hola tengo 45 años me encontraron y el azucar alta y la voto del cuerpo afecta la vista y partes del cuerpo

  2. Alcides Tovar dice:

    buenas tardes, me gustaria saber de un remedio natural que pueda controlar la diabetes, soy de padres diabeticos he hipertensos y yo de 33 años sufro lo mismo

    gracias!!!!

    • Saludnaturalybelleza.com dice:

      Hola Alcides:

      Para controlar la diabetes, lo mejor son el nopal y toronja o pomelo. Si deseas alto dulce que no afecte la glucosa, puedes usar stevia la cual proviene de una planta del Paraguay. Conoce sus infusiones en: http://www.infusionesmedicinales.com/stevia-diabetes.html

      En cuanto a la hipertensión, consumir un diente de ajo crudo por la mañana (picado y tomado como si fuera una pastilla sin masticar) hace milagros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *