Glaucoma ¿Cómo prevenirlo?

remedios glaucomaEl glaucoma es una enfermedad silenciosa, ya que no causa dolor y sus síntomas no son muy evidentes, pero puede robar, al final, la visión de forma total e imprevista.

Por elli, es necesario tomar las medidas necesarias a tiempo para evitar que esta condición termine en ceguera.

Sin embargo, surgen las siguientes preguntas: ¿Qué es, en realidad, el  glaucoma? ¿Cuáles son los factores de riesgo? ¿Qué medidas preventivas se pueden tomar al respecto?

 

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad oftalmológica que afecta el sistema de drenaje del ojo, ya que lo tapa y el fluido intraocular no puede drenarse. Entonces, al acumularse, produce un aumento de presión en el interior del ojo que daña al nervio óptico, el cual es muy sensible, trayendo como consecuencia la pérdida de la visión.

Las personas más propensas a sufrir glaucoma son:
■ Miopes.
■ Diabéticas.
■ Aquellos que usan esteroides de manera prolongada.
■ Mayores de 60 años.
■ Familiares de personas que padecen la enfermedad.
■ Hispanos de edad avanzada.
■ De ascendencia africana.

En la forma más común del glaucoma, la acumulación de la presión del fluido ocurre lentamente. Por lo general, no  hay síntomas dolorosos ni molestias en el ojo. Sin embargo, en los tipos menos frecuentes,  los indicios  pueden ser más severos y además incluir:
■ Náuseas y vómito.
Visión borrosa.
■ Dolor de ojos y cabeza.
■ Pérdida repentina de la visión.
■ Aparición de círculos de color alrededor de las luces brillantes.

Es normal que el glaucoma afecte a personas de todas las edades, desde los más pequeños hasta los más adultos. Los especialistas aún no están seguros de por qué los canales de drenaje del ojo dejan de funcionar correctamente. Lo que sí está claro es que no se desarrolla por leer con poca luz ni en mucha cantidad, por la dieta, por usar lentes de contacto, ni por otras actividades. Asimismo, también se sabe que no es contagioso, ni una amenaza para la vida, y rara vez causa ceguera si se detecta a tiempo y se trata correctamente.

 

Tipos de glaucoma

De ángulo abierto. En este tipo de glaucoma el líquido acuoso que fluye por medio de la pupila hacia la cámara anterior para su excreción no lo puede hacer. Además se produce el aumento de la tensión intraocular y la consiguiente lesión del nervio óptico.

De ángulo cerrado. Se cierra el paso del líquido entre el iris y la comea, lo que produce un aumento brusco de tensión. Se debe aplicar tratamiento de manera urgente por la lesión producida en el nervio óptico, la cual resulta inmediata. En este caso se presentarán síntomas como dolor en los ojos, náuseas, vómitos, luces en forma de arco iris, entre otros.

 

Factores variables

Hace mucho tiempo se pensó que la presión intraocular elevada era la causa principal del daño del nervio óptico. Claro está que constituye un factor de riesgo, pero ahora se sabe que también intervienen otros factores, ya que las personas con presión intraocular normal, igualmente pueden sufrir de pérdida de la visión por glaucoma.

Aunque el glaucoma suele estar en ambos ojos, es común que la presión intraocular se empiece a acumular primero en uno solo. Este daño podría causar cambios graduales en la visión, y posteriormente, pérdida de la misma. La razón por la que el cambio de visión suele ser pequeño, es porque con frecuencia la visión periférica (lateral) es la que primero se afecta; por ello, casi ni se nota. Sin embargo, con el paso del tiempo, la visión central (directa) también se empezará a perder.

 

¿Qué se puede hacer?

Los médicos aseguran que si se realiza la revisión para glaucoma desde la infancia, como parte de los exámenes oculares de rutina, se podrían evitar muchos casos de ceguera. Asimismo, en la edad adulta, se debe procurar hacer exámenes integrales para despistaje de glaucoma, alrededor de los 40 años.

Quizás te interese conocer Remedios caseros para el glaucoma

En caso que se posea mayor riesgo para desarrollar la enfermedad, se debe hacer la evaluación médica cada uno o dos años a partir de los 35 años de edad. Es necesario tener en cuenta que la pérdida de la visión causada por esta enfermedad es irreversible, pero si se detecta a tiempo y se realiza un tratamiento con cuidado y de manera constante, todo estará bien.

Igualmente, el factor nutricional puede ayudar a prevenir esta enfermedad.  Veámos, a continuación, algunos de ellos:

  • Aceite de hígado de bacalao. Es una fuente de omega 3, vitamina D y A. Estudios apuntan a que la toma de este aceite mejora la presión intraocular y ayuda a alejar el glaucoma. Se recomienda tomar de 1 a 2 perlas al día, durante 2 a 3 meses, descansar durante 30 días y repetir.
  • Krill. El aceite de este pequeño “crustáceo” es rico en astaxantina, un potente antioxidante protector de los ojos. Se recomienda tomar de 500 a 1.000 mg al día (de 1 a 2 perlas).

 

Conozca también

Remedios para la visión doble

Remedios para mejorar la vista

Remedios naturales para los ojos irritados

Remedios para los ojos secos

mejorar la vista

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *