Ese dolor abdominal que tengo ¿Qué será?

dolor abdominalMuchas personas se levantan a la mitad de la noche con un dolor abdominal intenso, otros sienten punzadas intermitentes a un lado del ombligo a lo largo de un día mientras que otros manifiestan una molestía difusa siempre después de comer. 

En todos estos casos hay algo en común y es la incertidumbre de lo que realmente se tiene o cuál es el origen de ese dolor.

Para poder tener una idea más clara de lo que nos pasa es necesario tomar en cuenta una serie de factores que, a continuación, se detallan.  Mediante ellos se puede descubrir qué pudiera estar sucediendo.

¿Cómo es ese dolor que se tiene?

Intentar describir el dolor que sientes es lo más importante para descubrir su origen.

El dolor viene y va… Este tipo de mo lestia es el cólico, que se asemeja al oleaje del mar: cuando aparece, va aumentando de intensidad de forma progresiva pero se marcha de la misma forma que vino. Es el dolor que aparece ante cualquier irritación de una viscera hueca: la vi a biliar, los uréteres renales, el intestino delgado, el colon…

La molestia permanece. No viene y va, sino que duele de forma más o menos constante: es el malestar que aparece si alguna viscera sólida (hígado, riñon, páncreas…) está dañada.

Varía con los movimientos y los cambios de postura: puede causarlo un daño en la pared muscular, tanto abdominal como torácica.
.
¿El dolor está vinculado con la comida?

Para descubrir qué está causando tu dolor es muy útil establecer si existe una relación entre su presencia y la ingesta de alimentos.

Observa:
Si el comer te alivia… y además lo hace en muy poco tiempo, incluso en solo unos minutos. En este caso es probable que tu dolor abdominal se origine en el estómago. Así, puede ocurrir por una úlcera o por una gastritis, por ejemplo.

Cuando la comida lo empeora... la causa del problema puede ser un daño en cualquiera de los órganos que participen en la digestión (a excepción del estómago). Así, pues, órganos como la vesícula biliar, el páncreas (ambos importantes en la digestión de grasas y otros principios activos), en caso de verse afectados, causan las molestias después de comer.

¿En qué lugar te duele exactamente?

Según la zona afectada y el tipo de dolor hay que pensar en una causa u otra, aunque solo el médico puede llegar a un diagnóstico.

Lo notas casi en el inicio de las costillas, en la parte derecha. Es la zona donde se localiza el hígado y la vesícula. Si la molestia aparece y desaparece, lo más probable es que se deba a la vesícula o las vías biliares. Si el dolor es continuo, lo más probable es que se deba a un problema del hígado.

Está justo por encima del estómago y por debajo del pecho. Suele provocarlo el estómago y en este caso suele venir acompañado de ardor (pirosis). Pero este es también un lugar frecuente de localización de molestias que proceden de otro sitio (dolores referidos). Así, un infarto de la zona inferior del corazón puede dar molestias ahí.

Lo percibes en la parte baja de las costillas de la izquierda. Es de especial relevancia si la molestia aparece en esta zona tras un traumatismo severo (un accidente de tráfico, por ejemplo); esto puede indicar una rotura del bazo y requiere intervención médica urgente.

Se localiza en los laterales del abdomen. Son las zonas de paso de los uréteres en su camino entre los ríñones y la vejiga urinaria. Por tanto, lo más frecuente es notar un dolor cólico. Si aparece sangre y molestias urinarias puede ser por una pielonefritis o cólico nefrítico. Si las molestias o el sangrado se dan con las deposiciones puede ser por una afectación del colon.

Te afecta justo en la parte central del abdomen. Es la zona ocupada por el intestino delgado, por lo que suele doler ante una gastroenteritis aguda. También es donde “actúa” el páncreas, pero en este caso el dolor suele irradiar hacia los lados. Además, ahí se manifiesta primero la apendicitis antes de desplazarse el dolor a la parte pélvica.

Aparece en la parte baja del abdomen, en la zona pélvica. Esta es la zona del apéndice, la parte final del intestino delgado y es la parte del trayecto de los uréteres y de los ovarios… Los síntomas asociados dan pistas al médico para diagnosticar la causa del dolor.

Las molestias son difusas. Puede deberse al estreñimiento crónico, a la presencia de parásitos en la vía digestiva, al síndrome de intestino irritable, la enfermedad de Crohn o incluso a una colitis ulcerosa

¿Aparece o se va luego de ir al baño?

Si es más severo justo antes de evacuar es probable que el dolor se deba a una alteración de colon o de recto. Esas molestias pueden causarla enfermedades inflamatorias intestinales crónicas (enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, tumores localizados en dicha zona…). La sospecha es mayor si la deposición se acompaña de sangrado.

Si mejora después… El síndrome de intestino irritable es el cuadro más frecuente de dolor abdominal crónico, sobre todo en la mujer (afecta entre 2 y 4 veces más a las mujeres que a los hombres). Casualmente, la molestia que origina este síndrome del intestino irritable suele mejorar justo después de la deposición.

¿Cuándo acudir a Urgencias?

Si el dolor abdominal es constante debes consultar a tu médico para que diagnostique su origen pero hay casos en los que la consulta debe ser urgente:

Acude al hospital… si el dolor va aumentando de forma intensa con el paso de las horas, si sangras con los vómitos (sospecha de úlcera gástrica como primera opción) o con las deposiciones (en este caso, puedes esperar a ver a tu médico unos días). Consulta también si junto con el dolor presentas fiebre importante, acompañada o no de molestias urinarias.

remedios caseros

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *