Cuida tu piel durante el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta grandes cambios fisiológicos normales, pero que tendrán repercusiones en la piel (epidermis y la dermis, el tejido conectivo, el vascular, la pigmentación, el pelo, las uñas, la cavidad bucal, la producción de sudor y las glándulas sebáceas).

La mayoría de estos efectos se revierten una vez que ha nacido el niño y pasa un tiempo prudencial en el que el organismo recupera su equilibrio.

Sin embargo, existen algunos como las estrías que pueden quedar de forma permanente. Por ello, es importante prevenir su aparición mediante la aplicación de cuidados adecuados.

 

Las estrías y el embarazo
Debido al brusco aumento de peso por el embarazo, la fibra elástica de la piel se va estirando y tensando lo que provoca la formación de estrías.

Éstas comienzan como simples líneas rojizas muy finas y ligeramente elevadas que, con el tiempo, se transforman en rayas más gruesas. Tienden a aparecer en los últimos meses del embarazo, y luego de un tiempo adoptan un color blanco nacarado. El 60% de las embarazadas las desarrollan y suelen presentarse en el abdomen, el busto, la cara interna de los brazos, en las caderas, los glúteos y las piernas.

Para evitar esta afección cutánea, la prevención es esencial. En las zonas más propensas a desarrollarlas, deben colocarse tres veces al día mediante masajes, desde el inicio del embarazo, cremas hidratantes con vitamina D, aceite de almendra o rosa mosqueta. Es importante observar que, cuanto más hidratada esté la dermis, mayor capacidad para tolerar el estiramiento sin desgarrarse.

Una vez aparecen las estrías, resultan difíciles de borrarlos por completo. De allí que muchos especialistas sugieren sesiones combinadas de micro-dermoabrasión y peelings, el uso de cremas, así como el tratamiento con láser o luz pulsada intensa. Los resultados de estos tratamientos varían de acuerdo con la magnitud y antigüedad de las lesiones, las más recientes responden de modo más notorio y viceversa.

 

Cuidado con la melasma
La mayoría de las mujeres notan un aumento generalizado de la pigmentación facial denominado cloasma, melasma o “paño del embarazo” (aparición de manchas en la cara como consecuencia de la exposición más o menos intensa a la luz solar) en las mejillas, frente, nariz, labio superior y mentón. Los cambios hormonales propios de embarazo son los causantes de ésta.

La forma de prevenirlo es la utilización constante de productos que tengan protección superior a los 50 y que contengan bloqueador físico y químico. Además, se deben adquirirlos de acuerdo con el tipo de piel.

Se recomienda visitar a un dermatólogo para que a partir del cuarto mes para que indique las fórmulas preparadas, que son más beneficiosas para las embarazadas.

Es importante observar que las cremas que contengan ácido retinoico deben ser evitadas, ya que pueden hacerle daño al bebé.

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *