Conoce las isoflavonas y cómo te beneficia en la menopausia

Muchas mujeres desean reducir el impacto que tiene en su organismo el cambio de vida o menopausia que incluye sofocos, falta de libido, riesgo de osteoporosis, sudoración nocturna, cambios de humor, sequedad vaginal entre otros.

Para tal fin, se introdujo la terapia hormonal sustitutiva (THS).

Sin embargo, los riesgos que conlleva han hecho que un número significativo de mujeres procuren otras alternativas más naturales.

A mediados de los años 2001-2002 se comenzó a realizar investigaciones con las isoflavonas y fue, en ese momento, que se pudo detectar que éstas proporcionan grandes beneficios al organismo femenino al controlar los síntomas y las consecuencias de la menopausia. Sin embargo, surge la siguiente interrogante:

 

¿Qué son las isoflavonas?

Éstas son sustancias que se encuentran en algunos alimentos y actúan a la vez con una función estrogénica y antiestrogénica.

Es decir, cuando en el organismo de la mujer hay un exceso de estrógenos (que puede favorecer la aparición de un cáncer de mama), las isoflavonas actúan disminuyendo esos niveles. Pero cuando el problema es que no hay suficientes hormonas en el cuerpo, estas sustancias ayudan a aumentarlas de manera natural.

Todo ello, facilita el mantenimiento de una buena salud ósea ayudando en la prevención de la osteoporosis y combatiendo diversos síntomas de la menopausia como son los sofocos, la fatiga, el sudor nocturno o los cambios en el estado de ánimo.

La presencia de isoflavonas en el cuerpo activa, además, la función inmunitaria y de defensa, mediante una mayor actividad de los macrófagos y de los glóbulos blancos.

Ahora, la siguiente pegunta es:

 

¿Qué alimentos contienen isoflavonas?
En el mercado existe una gran variedad de productos ricos en isoflavonas destacándose:
– Soja en grano o germinada
– Miso (pasta que se obtiene por fermentación de la soja)
– Salsa de soja
– Tofu (queso fresco obtenido de la leche de soja)
– Bebidas de soja
– Harina, la lecitina y los brotes de soja
– Tempeh (lo que se fermenta son los granos de soja).
– Infusiones de trébol rojo

Para que sea bien asimilado, se aconseja que las isoflavonas sean consumadas en las comidas con algún hidrato de carbono. También es conveniente tomar probióticos y preblóticos

Es importante observar que es probable que las isoflavonas no metabolicen bien en el organismo cuando la mujer es fumadora o toma fármacos habitualmente.

Igualmente puede ocurrir esta situación cuando la flora intestinal está alterada (por diarreas, fármacos, enfermedad intestinal) y cuando existe un sobrepeso importante. En esos casos, es recomendable consultar con el médico para que sugiera algo concreto.

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *