Cómo elegir el protector solar más adecuado

Cómo elegir el protector solar adecuado para ti La época más cálida del año ha llegado y todos queremos salir al campo, a la playa, etc. Sin embargo, es importante protegerse de los rayos del sol, ya que, en caso contrario, se podría sufrir, a largo plazo, hasta de cáncer de piel

Para evitarlo, es importante el uso de protectores solares, pero ¿Sabemos cuál es el más indicado para nuestra piel?

Es importante saber que estos productos nos ayudan a evitar o disminuir las quemaduras causadas por la exposición al sol.

Existen básicamente dos tipos de protectores:
– Filtros físicos, que repelen los rayos solares y se aplican formando una capa gruesa en la piel;
– Filtros químicos, que absorben los rayos solares y la transforman en otro tipo de energía menos dañina para la piel.

Las siglas SPF (Factor de Protección Solar), o IR seguidas de un número, indican el nivel de protección que proporciona un filtro solar. Cuanto más alto sea mayor será la protección que proporcionan. Aunque sólo hacen referencia a los rayos UVB o ultravioleta (los que causan quemaduras inmediatas), ya que aun no existe un criterio para indicar la acción de los rayos UVA.

Recomendaciones al momento de elegir el protector solar más adecuado para nosotros.

Es importante adquirir un protector que se ajuste a nuestro tipo de piel para que la protección sea eficaz y se evite quemaduras.  En ese sentido, se detalla lo siguiente:

– Usar protectores con un spf alto (30-50) si se sufre de quemaduras con mucha facilidad y nunca se bronceas.

– Utilizar un factor muy alto (spf 30) y luego bajar gradualmente (spf 15) al tener una piel que se quema rápido y, poco a poco, se va bronceando.

– Adquirir un protector con un spf de entre 8 y 12. si se sufre quemaduras moderadas y el bronceado es gradual.

– Usar un spf de 2 a 8 si apenas se quema y se broncea sin problema.

Otras recomendaciones

– Usar pequeñas concentraciones de diferentes filtros (filtros múltiples) resulta conveniente, ya que existe menos riesgo de provocar una reacción en la piel al actuar de forma conjunta y aportar un amplio espectro de protección, esto es, protegen la piel frente a los rayos UVA y UVB.

– Recordar que es necesario protegerse de la luz ultravioleta (UV) solar todos los días, ya que ésta puede atravesar con facilidad cielos nublados, vidrios de las casas u oficina, incluso de los autos, y con ello dañar la piel de una manera irreversible en cualquier temporada del año.

– Aplicar el protector solar, especialmente, en las áreas del cuerpo que queden más expuestas como las manos, rostro, cuello, brazos y piernas para evitar lesiones, lo que ayuda a prevenir manchas, arrugas, cáncer de piel y daños irreparables en la epidermis.

– Recordar que la efectividad del protector dependerá de la regularidad con que se emplee, y ya sea que se sude o se esté bajo el agua. Igualmente, se recomienda la aplicación cada media hora a quienes permanecen muchas horas al aire libre.

– No creer que porque se lleva pantalones y camisas manga largas se está protegido, ya que si se logra ver la luz a través de la tela, los rayos ultravioleta también pueden traspasarla.

– Buscar protectores con ingredientes ligeros como zinc, titanio o ciclometicona para evitar la generación de residuos grasos en la piel.

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *