Cómo cuidarse las heridas y cicatrices de parto en casa

El parto puede ser vaginal o por cesárea. Cuando es vaginal, en ocasiones, es preciso practicar una episotomía, que consiste en una incisión a nivel del perineo (espacio ubicado entre el ano y los genitales) que incluye piel, músculo y mucosa vaginal. Normalmente se hace con el objetivo de ampliar el canal por donde saldrá el bebé.

En el caso de que se trate de una cesárea, será necesaria hacer una incisión en el abdomen para sacar al bebé el cual recibe el nombre de laparotomía.

En ambos casos (especialmente la última ya que se trata de una cirugía mayor) es importante tener cuidados minuciosos en el puerperio para que la herida sane adecuadamente y la cicatriz no se note.

 

En caso de episotomía
Cambiar frecuentemente las compresas (deben ser de algodón) que se apliquen en el área.

Lavarse las manos antes y después de cada cura de la episiotomía.

Evitar los baños de inmersión (en bañera o en piscina) durante cuatro semanas.

Hacer la limpieza siempre en dirección de vagina a recto.

Evitar, en caso de usar antisépticos, los que contengan componentes yodados (betadine).

Realizar el secado mediante presión suave (golpecitos sin arrastrar).

Comer de forma equilibrada para evitar el estreñimiento, ya que si la mujer está estreñida con el esfuerzo es posible que se suelten los puntos.

Usar cojines blandos que generan menos tensión en los tejidos del periné.

Aplicar hielo local si se nota la zona inflamada los primeros días.

Iniciar ejercicios para fortalecer el suelo pélvico cuando el dolor disminuya.

Preguntar al doctor el uso de productos en crema, spray o el gel que favorecen la cicatrización y previenen la infección. Se recomiendan sobre todo en caso de la apertura de la cicatriz.

 

En caso de cesárea
Acudir al centro de salud diez días tras la cirugía para el retiro de los puntos o grapas. Es importante observar que cuando las suturas son intradérmicas en el informe de alta hospitalario se indicará si la sutura es reabsorbible o no. En caso afirmativo no habría que hacer nada, pero si es no es reabsorbible tiene que ser retirada.

Pregunta al ginecólogo qué tipo de jabón emplear.

Aplicar protección solar pantalla total una vez la herida esté cerrada para evitar que la cicatriz se oscurezca.

Hidratar correctamente la piel todos los días con cremas y masajes diarios una vez retirados los puntos.

Preguntar al doctor el uso de productos en crema, spray o el gel que favorecen la cicatrización y previenen la infección. Se recomiendan sobre todo en caso de la apertura de la cicatriz.

 

Nota:
Es importante acudir siempre a los controles puerperales en el centro de salud en caso de detectar signos de alarma de alguna complicación.

Un buen control de la herida quirúrgica no sólo evitará la aparición de complicaciones posteriores o de una cicatriz permanente, sino que permitirá una incorporación más rápida a la actividad diaria y mayor disfrute de ese gran momento que es la maternidad.

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *