Combate la ansiedad por comer de forma natural

ansiedad-por-comerTodas las personas, en algún momento de su vida, han querido adelgazar sin realizar mayores esfuerzos y cambios en sus rutinas.

Hay quienes se desmotivan, por no ver cambios inmediatos en su cuerpo al seguir un determinado ritmo de alimentación; y hay otros que se confían y, en un fin de semana, recuperan los kilos que perdieron en varios días con tanto sacrificio.

 

Mentalízate

Puede que no creas que tu forma de pensar influye en el éxito de tu propósito, pero sí es así. Cuando se quiere cambiar los hábitos alimenticios, la manera de pensar se convierte en realidad, es decir, si te imaginas delgada, empezarás a comportarte diferente, y tu mentalidad delgada te hará comer de manera más saludable, con menos alimentos altos en grasas y calorías.

Sin torturas Comprende que “estar a dieta” no es someterse a métodos tortuosos, que te producen más hambre y ansiedad de la que puedes aguantar. Estos métodos también suelen provocar grandes cambios de humor en las personas. La dieta, en realidad, es un estilo de vida saludable que todos deberían seguir de por vida, y no solo hasta llegar al peso que tanto deseabas.

 

Lo que no debes hacer

► Saltarte comidas. Algunas personas piensan que mientras menos calorías ingieran, más rápido empezarán a perder peso. Esto no es cierto, tu cuerpo está diseñado para sobrevivir; cuando no te alimentas, este activa las hormonas que almacenan reservas de energía en forma de grasa, para poder nutrirse. Saltarse comidas nunca es bueno, y si lo haces con el desayuno, es aún peor. El metabolismo no se activa y comienzas el día con bajos niveles de energía, que hacen más difícil quemarcalorías.

► Quedarte con hambre. No se trata de comer menos. Conservar un equilibrio saludable entre los alimentos y la cantidad que se ingiere, es un factor clave a considerar al momento de buscar el peso corporal recomendado por el nutricionista.

► Descuidar las combinaciones. Cuidado con alimentos que pueden afectar tu salud en gran medida. Si seleccionas comer carnes, acompáñalas con verduras, ya sean crudas o cocidas. Si le añades pan, galletas, pastas, arroz y otros hidratos de carbono, engordarás.

Quizás te interese conocer remedios para la ansiedad por comer alimentos ricos en azúcar (adicción al azúcar)

 

Recomendaciones

+ Cenas. Evita ingerir alimentos después de las 6:00 p.m. Pasada esta hora, el funcionamiento del sistema digestivo se entorpece, y el metabolismo se retarda de manera considerable. Si se te hace imposible cenar antes, procura comer al menos tres horas antes de acostarte y algo ligero, así evitas la acumulación innecesaria de calorías.

+ Consume gelatina. Una cucharada de este producto en polvo puede hacer maravillas en la pérdida de peso, siempre y cuando te asegures de consumirla antes de ir a la cama. Esto mejora tu metabolismo y propicia la formación de colágeno,lo que torna tu piel más suave, tersa y elástica.

+ Descansa. Mantener el reposo adecuado es importante para regular el peso corporal. Una investigación realizada por la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, demostró que dormir al menos siete horas diarias es indispensable para lograr este objetivo. En el estudio se analizaron dos grupos de personas, y se constató que ambos bajaron la misma cantidad de peso, pero las que dormían lo hicieron a costa de la pérdida de masa muscular, y no de músculo.

 

El mal de las dietas

Cuando se inicia un plan alimentario, sumado a las situaciones de estrés a las que estás expuesta diariamente, es muy común empezar a sufrir de ansiedad, que es causante de malograr las dietas y, si le das cabida, hará de las suyas y retrasará tu objetivo.

Esta sensación propicia el consumo de alimentos altos en calorías de forma compulsiva, fuera de hora, y en exceso, provocando que pierdas todo el esfuerzo que hiciste al iniciar algún régimen alimenticia.

 

¡Y hay más!

Los siguientes consejos te ayudarán a reducir la ansiedad, y mantener una dieta sana y equilibrada: Toma agua 10 minutos antes de cada comida, para llegar con menos ansiedad a la hora de comer.

*Aprende a distinguir cuando tienes hambre de la sensación de ansiedad. ¿Cómo lo puedes reconocer? Cuando tienes hambre, lo sabes, pues comienzan los ruidos estomacales.

*Hacer ejercicio aeróbico, libera endorfinas que te ayudan a sentir más calmada, menos ansiosa, y de mejor humor; por lo tanto, la actividad física es clave no solo para bajar de peso, sino también porque mantiene tu mente despejada.

* Practicar regularmente disciplinas como el yoga o la meditación, te permitirán liberar el estrés y crear un balance integral entre mente, cuerpo y espíritu.

bbanneradelgazarinteresante1

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *