Remedios para quitar los callos de manera natural

remedios callosLas callosidades son el producto del sistema de protección que tiene la piel contra una fricción o presión repetida.

Cuando aparecen en los pies, son usualmenteel resultado del uso de zapatos inadecuados. Si surgen en las manos, son causadas por la utilización constante de algún tipo de herramienta.

Los callos pueden llegar a tener hasta 2,5 cm de largo constituida por una gruesa capa de piel muerta.

Normalmente salen en la parte inferior del pie, en especial debajo del talón, al lado del dedo gordo y sobre un juanete.


Remedios caseros para combatir los callos

Remedio casero para los callos #1 : Mezclar la pulpa de un ajo picado con un poco de aceite de oliva y extender sobre los callos. Luego, tapar con una venda, dejar mínimo por dos horas y enjuagar. Repetir hasta que desaparezcan las callosidades.

Remedio casero para los callos #2: Hervir una cebolla cortada en rodajas en un vaso de vinagre;filtrar el líquido exprimiendo bien la pulpa para extraer todo el jugo. Se aplica en emplastos sobre las callosidades.

Remedio casero para los callos #3: Macerar en vinagre una hoja de puerro durante 24 horas y luego aplicar sobre el callo por la noche y al día siguiente raspar con una piedra pómez. Repetir durante una semana.

Remedio casero para los callos #4: Cocinar, durante 5 minutos, 2 tazas de copos de avena en 4 litros de agua. Dejar enfriar y luego agregar 1 taza de bicarbonato Verter todo sobre un recipiente y mantener los pies sumergidos durante media hora. Este baño está indicado para tratar durezas y callos.

Remedio casero para los callos #5: Extraer el jugo de un limón y mezclarlo con un diente de ajopreviamente machacado. Aplicarlo sobre el callo por la noche. Luego, introducir el pie que tiene el callo dentro de una bolsa de plástico sobre y luego una media. Dejar puesto hasta la mañana. Después quitar la mezcla frotando el callo lo más que pueda con una toalla áspera o un cepillo duro. Hacer esta acción regularmente para controlar un callo especialmente si este se encuentra ubicado en el de talón.

Remedio casero para los callos #6: Machacar cinco aspirinas hasta pulverizarlas. Mezclar con una cucharada de agua y otra de jugo de limón hasta formar una pasta. Aplicar esta preparación sobre el callo, luego meter éste en una bolsa de plástico y envolver todo en una toalla caliente. Esta combinación de plástico y toalla caliente harán que la pasta penetre la piel endurecida. Dejar reposar durante 10 minutos. Luego desenvolver el pie y tallar la zona con una piedra pómez.

Remedio casero para los callos #7: Calentar un diente de ajo machacado y aplicar directamente sobre la callosidad cuando aún esté caliente. Luego, fijar con suavidad con una venda. Realizar esta acción antes de dormir. Retirar en la mañana siguiente.

Remedio casero para los callos #8: Hervir, durante 5 minutos, un puñado de manzanilla en unlitro de agua. Retirar del fuego y refrescar. Verter en un recipiente grande y remojar los pies en esta preparación. La infusión alivia y suaviza la piel endurecida. Aunque el líquido manchará sus pies, puede lavarlos fácilmente con agua y jabón.

Remedio casero para los callos #9: Tomar un puñado de hojas frescas de caléndula y machacar hasta obtener un jugo. Aplicar, con una bolita de algodón, dos o tres veces antes de dormir. Sujetar la bolita con un esparadrapo.

Remedio casero para los callos #10: Elaborar una cataplasma machacando un ajo y dos hojas de siempreviva. Luego cortar un tomate en rodajas. Mezclar todos los ingredientes y aplicar sobre el callo todos los días antes de dormir.

Remedio casero para los callos #11: Realizar baños calientes de pies, en cuya agua echaremos un puñado de sal marina y el zumo de un limón además de la propia fruta, durante jnos diez minutos. Se pulirán las partes callosas con una piedra pómez (de venta en farmacias y tiendas especializadas).A continuación, envolveremos el pie con una capa gruesa de arcilla fría, a diario, durante al menos dos loras o toda la noche. Como medida de higiene preventiva, se aconseja hacer esta práctica una ‘ez a la semana.

Recomendaciones naturales para combatir los callos

No cortar los callos con navajillas de afeitar, tijeras u otros instrumentos afilados, ya que puede ocasionar infecciones.

Evitar el uso de parches, emplastos, cremas o ungüentos para callos con ácido salicílico, ya que puede causar quemaduras o incluso úlceras en la piel alrededor de la callosidad.

Remojar y limar Antes de tratar un callo, se recomienda remojar el pie en agua soportablemente caliente durante varios minutos. Después se puede usar una lima para callos o piedra pómez con el fin de abrasar ligeramente la zona y eliminar las capas superiores de piel. Finalmente, se puede aplicar algo de crema para las manos para ayudar a deshacerse de la piel endurecida.

Poner separadores o espaciadores de material suave para separar los dedos de los pies si éstos por fricción causan callos.

Usar una vendita adhesiva para la zona específica lo cual tiene la ventaja de contar con un centro de gasa estéril. Sin embargo, no se debe usar las que se envuelven por completo alrededor del dedo del pie, pues el abultamiento puede causar irritación e incomodidad.

Elaborar plantillas Se recomienda modificar las plantillas de los zapatos para reducir la presión en los callos. Para ello, se compre un par de plantillas con espuma de caucho o hule y se usan por una semana. Los callos dejarán impresiones, las cuales señalan las zonas de mayor esfuerzo y mostrarán las regiones alrededor de las cuales es necesario engrosarse la plantilla para nivelar la presión. Al engrosar las plantillas en esas áreas, las almohadillas redistribuirán de inmediato el peso en relación con el callo lo que proporcionará alivio.

Estirar los zapatos. A veces el alivio a un callo difícil se obtiene estirando los zapatos para evitar la presión que causa la fricción. Para ello, se puede consultar con un zapatero.

Evitar el uso de zapatos que no se ajusten a la forma del pie ya puede crear algún tipo de fricción que luego resulta en la formación de un callo. un zapato demasiado grande como uno demasiado pequeño.

Evitar el uso de zapatos con tacón excesivamente altos, ya que el pie se desliza justo hasta la parte delantera del zapato, apretando todo en un espacio demasiado estrecho. Si debe usar este tipo de calzado, se recomienda la adquisición de aquel que tenga almohadillada en la zona delantera del pie.

Acudir a un podólogo (especialista en el cuidado de los pies) en caso de sufrir de diabetes o problemas de circulación para evitar complicaciones (heridas que no sanas o fuertes infecciones)

remedios populares

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

1 Response

  1. Lilian dice:

    Hola gracias por tus recetas estan muy interesantes
    un abrazo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *