Cuidado con la automedicación durante el embarazo

edicamentos embarazoDurante los nueve meses que dura usualmente el embarazo, lo más probable es que se requiera el consumo de algún medicamento en caso de sufrir de trastornos de salud.

Sin embargo, no se trata de tomar cualquier medicina aunque se haya ingerido previo al embarazo, ya que se ha demostrado que algunos de los preparados comunes que habitualmente se consumen para aliviar las dolencias cotidianas diversas, pueden resultar perjudiciales para el adecuado y completo desarrollo del bebé.

Atención a los riesgos

Las probabilidades de que un bebé nazca con defectos congénitos, oscilan entre el 2 y el 5%, y dependen en gran medida de la constitución y predisposición genética de cada individuo; sin embargo, cuando las personas se automedican, se exponen, sin saberlo, a diversos agentes teratógenos (compuestos de algunos medicamentos capaces de producir malformaciones), que pueden incrementar ese porcentaje.

La diversidad de efectos secundarios que pueden afectar al bebé abarcan los aspectos congénito, físico, psíquico y funcional.

¿Por qué ocurre?

Existen factores asociados al organismo de la mujer, y a la composición del fármaco. Por una parte, la fisiología de la madre está vinculada a la del feto desde el principio de la gestación, momento en el que el cuerpo femenino comienza a experimentar múltiples modificaciones funcionales, como alteraciones en la aclaración renal, en la composición proteínica del plasma sanguíneo, disminución del tono intestinal, la motilidad gástrica, y la acentuación de la absorción intestinal.

Por otra, la sensibilidad del embrión, las dosis, la duración del tratamiento, la frecuencia, la vía por la que se administren las medicinas, y las transformaciones metabólicas que puedan sufrir en la placenta, son otras variables que inciden en que exista una intoxicación. Todo esto contribuye a que diversas sustancias químicas logren traspasar la barrera placentaria, y llegar al embrión o feto.

Para cada etapa

Las repercusiones que puedan tener algunas sustancias químicas sobre el bebé, dependen en gran medida de la fase en la que se encuentre el embarazo cuando se presente la enfermedad.

■ Se dice que desde la concepción hasta la implantación, esas dos semanas que transcurren desde la ovulación hasta el primer retraso menstrual, el embrión es poco sensible a los fármacos porque aún no existe unión circulatoria entre él y su progenitora.

■ Entre la tercera y la undécima semana se ubica el momento más crítico, y en el que pueden ocurrir las malformaciones, porque es cuando se desarrollan y diferencian la mayoría de los órganos y sistemas fetales.

■ Durante el segundo y el último trimestre, están en juego el crecimiento y el desarrollo del feto.

■ Entre la recta final y el parto, los problemas pueden complicar el alumbramiento y afectar al recién nacido.

Recuerde consultar siempre con su médico o ginecólogo antes de ingerir cualquier medicamento, no te arriesgues a que el remeido sea peor que la enfermedad.

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *