Cinco maneras para sacar una astilla

Muchas veces cuando estamos moviedo un viejo mueble de madera sentimos un dolor punzante en la mano o en uno de nuestros dedos y al mirar, podemos notar que se nos ha metido una astilla.

Básicamente, una astilla es una herida perforante con residuos—en este ejemplo, una astilla de madera. Usted, por supuesto, puede meterse astillas de vidrio, de metal, o de plástico, pero las astillas de madera son predominantemente las más comunes.

Aunque una cortadura es un tajo vertical y una raspadura es la eliminación horizontal de la piel externa, una herida perforante es un corte profundo en el tejido.

En el caso de una astilla, es el objeto extraño—la astilla— lo que causa la perforación y lo que se queda en el tejido. La mayoría de las astillas no son heridas serias y se pueden tratar en casa. A continuación cinco maneras de sacarlas con facilidad:

Usar las pinzas
Si la astilla sobresale de la piel, es muy fácil sacarla con pinzas. Esterilice las pinzas con alcohol, prense la astilla lo más cerca de la piel que pueda, y sáquela con suavidad.

Usar una aguja
Cuando las astillas no sobresalen de la piel, esterilice una aguja con alcohol y úsela para tirar hacia afuera la astilla desde el fondo. Es importante sacarla empujando del fondo o se puede quebrar y dejar pedazos de la astilla en la piel.

Hacer un corte
Con mucha frecuencia, las astillas están profundas y la gente se pincha y escarba con pinzas, y terminan lastimándose los tejidos que rodean el lugar de la astilla. Use una hoja de afeitar nueva y limpia y haga un corte paralelo a la astilla, exactamente encima de ella. Luego abra el corte a los lados con suavidad y saque la astilla.

Aunque cortarse la piel pueda oírse aterrador, no debería doler. La capa superior de la piel es tejido muerto y siempre que se use una navaja o una hoja de afeitar con filo, y que no corte muy profundo, ni siquiera lo va a sentir. Sin embargo, se debe asegurar de primero esterilizar el instrumento con alcohol.

Limpiar
Una vez que usted haya sacado la astilla, limpie bien la herida con agua y jabón. Hay una incidencia mucho mayor de infecciones en las heridas penetrantes profundas y sucias. Después de que limpia con agua y jabón, se aconseja usar peróxido de hidrógeno para asegurarse de limpiar toda la suciedad. El peróxido de hidrógeno libera oxígeno, mata a las bacterias, y acelera la curación.

Colocar encima un ungüento antibacteriano
Si la herida no se cierra inmediatamente o si usó la técnica de cortarse para sacar la herida, apliqúese un ungüento antibacteriano y cubra con un vendaje. .

loading...
Deseas apoyarnos

Saludnaturalybelleza.com es una comunidad que no tiene ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas como tú. Si todas las personas que leen donan unos dólares, obtendremos los fondos suficientes para seguir llevando alternativas naturales. Puede conocer más en:

consultas.bellezanatural@gmail.com

www.saludnaturalybelleza.com/donaciones.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *